¿Qué es la inteligencia artificial y cómo funciona?

¿Qué es la inteligencia artificial y cómo funciona?

Robot con inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) es, según la RAE, la disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como el aprendizaje o el razonamiento lógico.

La inteligencia artificial está presente en innumerables lugares de nuestra vida cotidiana…¿Te has parado a pensar alguna vez cómo funcionan los chatbots de atención al cliente que encontramos en muchos negocios? ¿Y el reconocimiento biométrico de nuestros smartphones? ¿Qué hay de las apps para procesos tan específicos como la revisión de documentos en el ámbito legal o la aprobación de transacciones bancarias?

Para todos estos interrogantes, la inteligencia artificial es la respuesta.

 

En este artículo te hablamos de la nueva versión de Android, basada en la IA

 

¿Cómo funciona la inteligencia artificial?

En líneas generales, a través del aprendizaje de patrones de comportamiento, para, a partir de ellos, predecir y solucionar problemas futuros.

Existen muchas divisiones diferentes de los tipos  de inteligencia artificial. Nos centramos en 2:

  • IA sencilla (o débil): diseñada para cumplir tareas concretas predefinidas. Por ejemplo: los asistentes virtuales por voz de nuestros smartphones.
  • IA compleja (o fuerte): imita a las habilidades cognitivas humanas. Este tipo de IA, más avanzado, implica poder encontrar soluciones a tareas desconocidas, sin que se haya definido soluciones para esas tareas previamente.

La inteligencia artificial está basada en datos y algoritmos que funcionan a partir de ellos mediante el proceso que detallamos a continuación:

  1. Identifica el problema importante.
  2. Analiza situaciones del pasado y se estudia todas las posibles variables relacionadas con el problema que se quiere analizar.
  3. A través de un sistema de estadísticas predice el resultado futuro de ese problema, partiendo siempre de datos conocidos.
  4. Una vez el sistema tiene todos los datos, proporciona la solución más factible para el problema. Así, la IA aprende cómo solucionar el problema para la próxima situación similar que encuentre.

De una u otra forma, la IA está presente en casi todos los ámbitos: educación, negocios, sanidad, finanzas, legal, industrial, etc. ¿Por qué ocurre esto? Básicamente, por sus características:

  • Puede ayudarnos a realizar tareas repetitivas que implican manejar una cantidad elevada de datos o datos muy complejos.
  • Aprendizaje profundo: automatización de la analítica predictiva (capacidad para predecir actividades futuras, comportamientos o tendencias).
  • A partir de un programa informático puede procesar el lenguaje humano.

 

El test de Turing, clave para evaluar la inteligencia artificial

El examen al que se somete la IA es el test de Turing, denominado así por el científico Alan Turing, padre de la inteligencia artificial. Así, la prueba consiste en que la máquina pueda convencer a un juez de que “piensa” como un humano a través de una conversación.

Actualmente, hay investigaciones en curso para desarrollar un nuevo test. En él se pediría a la máquina la elaboración de una pieza creativa, con las limitaciones que decida el humano que evalúa.

 

¿Qué ocurrirá en el futuro?

La inteligencia artificial ha sido objeto de controversia entre los expertos, principalmente por temas éticos. Stephen Hawking decía en 2014 que la inteligencia artificial auguraba el fin de la raza humana. Según Hawking, la lenta evolución biológica de los seres humanos les impediría competir con las máquinas. Otros científicos se muestran más optimistas al respecto. Indican que la inteligencia artificial puede ayudarnos a resolver algunos de los grandes problemas mundiales.

Según un informe de Narrative Science, el 62% de las empresas hará uso de la inteligencia artificial en 2018. Esta tendencia está en auge. Y es que según estudios recientes, se espera que las empresas que hacen uso de la inteligencia artificial aumenten sus ingresos un 39% y disminuyan sus costes un 37% desde la actualidad al año 2020.

Comments are closed.